Washington Post: Riad podría perder a EEUU por caso de Jashoggi

El supuesto asesinato del periodista saudí podría causar una “ruptura fundamental” en los lazos entre EE.UU. y Arabia Saudí, indica The Washington Post.

“El hecho de que los saudíes atrajeran a un residente de los Estados Unidos a su consulado y lo asesinaran debería representar una ruptura fundamental en nuestra relación con Arabia Saudí”, señala un análisis del diario estadounidense The Washington Post publicado el domingo.

Al respecto, la nota considera que la desaparición y el presunto asesinato del periodista saudí Yamal Jashoggi podrían provocar que “Riad acabe perdiendo a Washington”.

Argumentando tal información, el rotativo alude a las notas de alarma emitidas por los principales legisladores estadounidenses republicanos y demócratas, quienes, de hecho, han amenazado a Riad con repercusiones si se confirma el asesinato de Jashoggi.

En otra nota publicada el mismo domingo, The Washington Post alertó: “es un crimen horrible el asesinato de un periodista en el consulado de su propio país en un territorio extranjero”.

“EE.UU. ahora debe hacer un esfuerzo centrado en determinar todos los hechos sobre la desaparición del señor Jashoggi”, precisó el periódico en su editorial, pidiendo a Washington que exija a Riad “respuestas claras”.

Jashoggi, columnista de The Washington Post, acudió el pasado martes a la sede consular saudí en Turquía, y desde entonces no se sabe nada de él. Aunque Riad asegura que el periodista abandonó ese mismo día sus instalaciones, las autoridades turcas insisten en que no hay pruebas de que Jashoggi saliera de la misión diplomática saudí.

Dos fuentes anónimas turcas, citadas por el diario estadounidense The New York Times, informan de que el periodista saudí fue asesinado y desmembrado en el consulado.

El domingo, las Naciones Unidas exigieron una investigación internacional exhaustiva sobre la desaparición del periodista saudí en Turquía. Y Amnistía Internacional (AI) denunció que el supuesto asesinato de Jashoggi sería, en realidad, una “ejecución extrajudicial”.

El periodista se había autoexiliado en Estados Unidos el año pasado para evitar su posible detención, dadas sus críticas a la política de los Al Saud, en particular, a la agresión militar saudí a Yemen.

Leave a Response