Unicef: 720.000 niños rohinyás atrapados por violencia

La agencia también alertó que los campos de refugiados rohinyás en Bangladesh se verá afectados por la temporada de ciclones.

Al menos unos 720 mil niños rohinyás  se encuentran atrapados o acorralados en Myanmar debido a la violencia que se vive en este país, indicó un informe emitido por el Fondo de la Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

El director de los Programas de Emergencia de la Unicef, Manuel Fontaine, reveló que los menores se ven obligados a desplazarse dentro del territorio o bien se encuentran en estado de hacinamiento en los campos de Bangladesh porque no pueden volver a sus lugares de origen.

El informe de Unicef estima que más de 185.000 niños se encuentran atrapados en el estado Rakhine, debido a la violencia contra este grupo étnico.

Asimismo, en los campos de refugiados de Bangladesh, la agencia señaló que, probablemente, las inundaciones que se espera por la llegada de la temporada de ciclones hagan de los campos lugares vulnerables e insalubres, lo que aumenta la posibilidad de brotes de enfermedades, cierre de centros educativos y sanitarios.

“Esta es una crisis sin una solución inmediata que podría tardar años en resolverse a menos que haya un esfuerzo pactado para abordar sus causas”, declaró Fontaine.

Al mismo tiempo hizo un llamado al Gobierno de Myanmar para que termine con la violencia y la crisis de derechos humanos que se vive en Rakhine.

El Estado de Myanmar no reconoce al grupo étnico como ciudadanos y, por lo tanto, no les permite la libertad de movimiento y, oficialmente, son tratados como migrantes bengalíes.

Desde el 25 agosto de 2017 hay una masiva inmigración del pueblo rohinyás a causa del genocidio por parte del Ejército en el noreste de Myanmar (antigua Birmania).

Leave a Response