Tarde o temprano el régimen sionista deberá caer: Manuel Arismendi Poblete

Tarde o temprano el régimen sionista deberá caer: Manuel Arismendi

Entrevista de TruthNGO con el Periodista y analista internacional, editor de El Boletín y corresponsal de HispanTV en Chile, Manuel Arismendi Poblete.

 

  1. En la semana pasada el rey saudí emitió un decreto, según el cual reemplazó al príncipe heredero Mohamad bin Nayef con su propio hijo, Mohamad bin Salman, el príncipe heredero adjunto saudí y ministro de Defensa de Arabia Saudí. Debido al enfoque agresivo y extremo de bin Salman (Él Ha Sido El Artífice De La Guerra De Yemen) en la política exterior de Arabia Saudita, es posible conectar el viaje de Donald Trump a Arabia Saudí y el cambio soberano en ese país?

 

Y no solo conectar o vincular el viaje de Donald Trump  a este acontecimiento. Descartarlo o bajarle el perfil sería propio de alguien muy iluso o ignorante con falta de conectores para un análisis al respecto.

 

Por qué digo esto, porque la firma de los convenios militares entre el régimen de Arabia Saudita y el régimen norteamericano, hermanos de sangre económica, se tradujeron en miles de millones de dólares, con lo cual se avala el militarismo y la belicosidad que promueve Estados Unidos en todo el mundo, el que dentro del ámbito de los países árabes propende al beneficio norteamericano por las consecuencias que estamos asistiendo en naciones como Yemen y Siria, de forma más inmediata, y en cierta medida en cómo se desarrollan los hechos en Libia, donde la situación no es lejana a la de los dos países mencionados. También con estos hechos se amanenaza a Catar, régimen monárquico que se ha desmarcado de Arabia Saudita, a diferencia de Baréin, que sigue los lineamientos de Riad ante todo acontecimiento.

 

Entonces, la visita de Trump buscó alinear aún más a las naciones satelitales de los Estados Unidos, de forma que ejecuten sus políticas imperialistas mediante la fricción entre los países de la zona afectada por el imperialismo norteamericano, hecho que se ha traducido en que se hayan llevado a cabo atentados contra la República Islámica de Irán, previo amenazas de los sauditas y las amenazas contra Catar por parte de Arabia Saudita y quienes les siguen el juego.

 

Todo este panorama nos hace entender que el régimen saudita y sus corifeos siguen en la misma línea de ser los ejecutores de las políticas imperialistas, que no tienen otro fin del que resguardar la integridad del régimen sionista de Israel, tanto para brindarle seguridad, estabilidad y prolongación, pero todo eso no es eterno. Tarde o temprano el régimen sionista deberá caer, es cosa de tiempo, y ahí es donde tendrán que efectuarse los juicios internacionales para que ellos respondan por los asesinatos, los crímenes de lesa humanidad, la tortura, y por su estrategia actual, la creación y mantenimiento de los grupos terroristas en diversas partes del mundo, los que actúan contra los principios islámicos y de convivencia entre las escuelas de pensamiento islámicos.

 

 

  1. En el curso de los desacuerdos políticos entre Arabia Saudita y Catar, Arabia Saudita ha acusado a Catar de financiar el terrorismo, apoyar a Irán, Hamas y Hezbollah; mientras que el récord negro de Arabia Saudita por apoyar grupos terroristas radicados en Siria es claro para todos. ¿Cómo evalúa esta dicotomía en la política exterior saudí frente al terrorismo?

 

Creo que el principal punto es la actitud hipócrita de Arabia Saudita frente a los hechos de la inestabilidad internacional. En su afán y su dejo fascista y ultracapitalista es la creación de estos grupos para ejecutar la agenda económica y de dominio imperialista, pero principalmente, sionista.

 

Veamos cuál es esta línea para que sus lectores entiendan y magnifiquen esta dimensión. Estados Unidos busca dominar el mundo por medio de diferentes perfiles de intervención internacional. El perfil en la zona de los países musulmanes se basa en el apoyo de grupos que aparenten ostentar la ideología islámica, sin embargo, si nos detenemos a estudiar cuál es el espíritu de estos grupos ninguno posee inspiración de fuentes básicas islámicas tradicionales, como son el sagrado Corán ni la sunnat, pese a que puedan entregar interpretaciones desde estas dos, porque sus actos viles se sitúan justamente contra dos principios básicos del Islam como la fraternidad a toda prueba hacia los pares musulmanes, es decir, entre la comunidad islámica, Ummah. Todo musulmán es hermano de otro, y no lo asesina, y como señala el sagrado Corán, “quien mate a un inocente, equivale a matar a toda la humanidad”.

 

Por otro lado, siguiendo en este perfil, estos grupos surgieron desde el interior de la CIA a través de un estudio minucioso en lo sociológico y en los estudios de sicología de masas, mediante las cuales o han logrado penetrar en grupos formados de personas provenientes desde tradiciones musulmanas, de quienes han obtenido la suficiente información para programarlas en contra de los propios musulmanes a través de programación neurolingüística e influir en las mentes dominadas para lanzarlas contra las sociedades musulmanas y así concretar los objetivos de sumarlos para derrocar sistemas y gobiernos que no son constituidos desde la raíz occidental ni prosionista.

 

Esta dicotomía tiene dos lecturas: por un lado la hipocresía del wahabismo, que es complaciente con el sionismo y lo crea o regenera, y la segunda, usar al Islam como catapulta de sus objetivos no importando si se deja de lado para quedarse en el poder gracias al apoyo norteamericano, que vende armas, compra conciencias y entrega cuotas de poder tutelado a los subordinados árabes, si no es con la venia imperialista.

 

 

  1. Según una fuente política israelí, Arabia Saudí está dispuesta a normalizar las relaciones con el régimen de Israel, mientras tanto Israel ha apoyado a Arabia Saudita en confrontación con Qatar, en su opinión la posibilidad de reforzar las relaciones con Israel explica en parte por qué Arabia Saudita y sus aliados han boicoteado a Qatar? O acercamiento entre los dos países, sólo refleja el deseo de la Casa Blanca, luego de que el presidente estadounidense Donald Trump visitó la región el mes pasado, empezando con Arabia Saudita y luego en Israel?

 

Los vínculos soterrados entre los dos regímenes buscan asegurarse mutuamente, catapultado principalmente porque ambos buscan objetivos en común, pero coinciden en promover la islamofobia, uno, porque el régimen sionista de Israel busca promover tal indisposición hacia los musulmanes, y dos, porque Arabia Saudita no busca difundir el Islam, lo que ellos buscan es imponer una arista económica del capitalismo expresada en el wahabismo, doctrina que no tiene ninguna vinculación con el Islam, ni siquiera del Islam sunnita. Hay que ver cómo utilizan una plataforma cultural de cientos de años, como es la cultura islámica para pervertirla, distorsionarla y desmejorarla a partir de sus objetivos económicos y políticos. Ellos exportan una doctrina de idioma árabe, pero no religiosa, lo que evidentemente no tiene nada que ver con el Islam, y para presentarla como “islámica” emplean un lenguaje beato y simplista, que para el común de las personas sin información corresponde a un supuesto “islam”, que no es el Islam en sí.

 

Por tal motivo, le viene como anillo al dedo al régimen de Israel la existencia del fáctico régimen wahabita de Arabia Saudita. Si no existiera, el régimen sionista lo crea. Ahí tenemos los casos de la agresión contra Siria, que es una creación de Tel Aviv, y prueba de ello es la asistencia militar israelí hacia los grupos terroristas que agreden a Siria, Irak, y Libia, o los espurios ataques contra la República Islámica de Irán, que están en directa relación con las directrices entregadas por Donald Trump, y expresadas en los dichos del wahabita Jubair. A su vez, en esta cadena, no debemos pasar por alto que tal actitud de los Estados Unidos está programada en el seno del sionismo y del lobby sionista manifestado a través del AIPAC, la que repercute en toda la situación que se ha extendido por los países contagiados por el mal del terrorismo sionista/wahabita.

 

En dicho contexto, estos vínculos buscan ampliar las zonas de influencia de ambos regímenes para complementarse en su búsqueda de ejecutar la agenda imperialista y asegurar la existencia de este par de entes, wahabita y sionista, respectivamente.

 

 

  1. Desde el surgimiento del terrorismo takfirista de ISIS, la República Islámica del Irán ha estado a la vanguardia de la lucha contra la ISIS, pero en la reciente visita de Trump a Arabia Saudita, él ha acusado a Irán de apoyar el terrorismo, mientras que Arabia Saudita como el padrino del terrorismo Wahhabi-Takfiri y así como los Estados Unidos al adoptar la política selectiva frente al terrorismo, están empujando al terrorismo en la región. ¿Cómo evalúa la política de doble moral de Estados Unidos contra ISIS?

 

Esto es parte de la actitud imperialista de los norteamericanos y de todas y cada una de sus administraciones, las que independiente del nombre con el que postulen a la Casa Blanca, siempre, siempre, serán iguales. No hay ninguna diferencia. Por tal motivo, siempre se hacen esperanzas de quienes postulan al Ejecutivo en las campañas norteamericanas. Ya como han actuado desde sus orígenes jamás hay que hacerse esperanzas de que esto cambie. Tal como dijeron el Ché Guevara como el Hadrat Ayatullah Sayed Ali Jamenei, del imperialismo jamás hay que confiarse, y esto lo corrobora. Ambos líderes han advertido al mundo frente a los peligros evidentes de confiarse de los Estados Unidos, y debe ser la tónica para quienes albergan una esperanza vana ante los Estados Unidos.

 

Estados Unidos es el reino de la mentira. Quien confíe en ese país debe saber que tarde o temprano irá por todos sus recursos, y cuando ya los tenga, se deshará cuando ya no les sirva. Así ha ocurrido en diferentes ocasiones.

 

Washington actúa de forma tiránica en el mundo, y no duda en fabricar este tipo de grupúsculos. Lo hemos visto con Al Qaeda, los talibán, el frente Al Nusra, el ISIS (Daesh) y otros tantos que actúan en todo el mundo, y cuando los países se dan cuenta de esta situación, se venga como en el caso de las declaraciones de Duterte en Filipinas, donde le han instalado el mismo cáncer terrorista.

 

Mientras la República Islámica de Irán lucha contra el terrorismo, Estados Unidos lo fabrica, apoya y mantiene, sólo hay que ver cómo actúa Estados Unidos apoyando a los grupos terroristas en Siria e Irak a quienes siempre entrega armas y luego sale diciendo, “oh, nos equivocamos, no era para ellos”… Esto cualquier mente sana no lo cree, pero nos trata de tomar por tontos.

 

 

  1. Qué opina usted sobre la agresión militar de Arabia Saudita contra Yemen y el asesinato de personas indefensas, junto con el acuerdo de armas firmado recientemente entre Arabia Saudí y Estados Unidos por valor de 110 mil millones, ¿Por qué Occidente, en particular los Estados Unidos, no critica con contundencia a Arabia Saudita en el contexto del derecho internacional? ¿Es posible hablar de la decadencia de los valores humanos en el gobierno político de Estados Unidos?

 

Es una agresión inmoral y de la más baja calaña, porque abusan de un poder supuestamente que podrían mantener, sin embargo Yemen, al ser una nación empobrecida por las anteriores administraciones, se mantiene firme en la vanguardia de primea línea antiwahabita, consiguiendo victorias importantes de cara a construir una sociedad justa basada en los preceptos éticos y morales islámicos.

 

Esta agresión militar es para frenar un proceso social islámico que busca rescatar los inmensos recursos naturales y estratégicos, porque si no los tuviera en la realidad, no estarían agrediendo a Yemen. Toda esta actitud totalitaria tiene su objetivo, y en medio tenemos una población que se encuentra en una situación humanitaria de gran cuidado, donde miles de personas sufren una catástrofe de día a día.

 

En toda esta situación no olvidemos la posición de doble chapa de los Estados Unidos hacia Arabia Saudita, país que ostenta una estructura dictatorial propia del Medioevo, ya que mientras exista comercio, a Trump no le va a interesar el sufrimiento de los inocentes, él sólo busca el lucro mediante la tragedia humana, hecho que lo sitúa en la galería del terror histórico de los dictadores que han azotado a la humanidad.

 

Y en lo sustancial, Estados Unidos jamás va a criticar al régimen saudita porque el segundo ocupa el papel de lacayo del primero. Siempre asistiremos a una relación simbiótica entre opresor y opresores versus los oprimidos. Para que uno ejerza el poder siempre habrán actores que quieran parte de ese poder, pero siempre van a recibir las sobras después de las sobras.

 

Estados Unidos en su eterna hipocresía siempre va a presentar lo blanco en negro y lo negro en blanco, porque así vive y ve también necesaria su sobrevivencia en base a la traición y la falsedad.

 

El postmodernismo y la existencia de este planteamiento ante la vida sin valores de los Estados Unidos llevarán siempre a una sociedad de la muerte, versus la sociedad de la vida que buscan las naciones que luchan por su autodeterminación y libertad.

 

Agradezco muchísimo su espacio y tiempo.

Leave a Response