Oxfam: muere un yemení cada tres horas, Dejen de armar a Riad

La oenegé Oxfam pidió a EE.UU. y países europeos que frenen la venta de armas a Arabia Saudí, dado que muere un civil yemení en un promedio de cada tres horas.

“Oxfam llama al Reino Unido, EE.UU. y otros Gobiernos que suspendan la venta de armas a los saudíes por su desconsideración ante la vida de los civiles en la guerra en Yemen”, indicó la oenegé en un comunicado recogido el viernes por los medios.

Citando los datos proporcionados por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Oxfam precisó que 575 civiles murieron entre el 1 de agosto y el 15 de octubre, incluidos 136 menores de edad, en la agresión saudí al país más pobre del mundo árabe iniciada el 26 de marzo de 2015.

La organización pro derechos humanos lamenta que la cifra equivale a la muerte de un civil en un promedio de cada tres horas.

“Un civil ha muerto cada tres horas en el conflicto en Yemen, desde el inicio de agosto, con muchos otros que perecen por las enfermedades y la hambruna”, denunció la oenegé con sede en el Reino Unido.

Oxfam llama al Reino Unido, EE.UU. y otros Gobiernos que suspendan la venta de armas a los saudíes por su desconsideración ante la vida de los civiles en la guerra en Yemen”, indicó la oenegé Oxfam en un comunicado.

Hasta el momento, Bélgica y Alemania han suspendido varias licencias de venta de armas y equipos militares destinados a Arabia Saudí por las constantes violaciones a los derechos humanos de Riad.

Berlín, sin embargo, no había anunciado que frenaría la venta de armas a los Al Saud hasta antes de que ocurriera el brutal asesinato del periodista Jamal Khashoggi en el consulado saudí en Turquía.

Khashoggi, el columnista del diario estadounidense The Washington Post, entró el pasado 2 de octubre al consulado saudí en Estambul, del que nunca salió. La Organización de las Naciones Unidas (ONU) considera que Riad es responsable de ejecución extrajudicial de Khashoggi.

Además, fuentes policiales turcas consideran que el periodista saudí fue asesinado por orden directa del príncipe heredero, Muhamad bin Salman Al Saud, responsable de la agresión saudí a Yemen —y por tanto, de la muerte de miles de personas y de una crisis humanitaria sin precedentes— e involucrado en 2017 en el “secuestro” del premier libanés, Saad Hariri.

Leave a Response