ONG británica presenta solicitud a los tribunales para que el príncipe heredero saudí sea juzgado como criminal de guerra

La directora de Derechos Humanos para Yemen, Kim Sharif, presentó el lunes una solicitud al Tribunal de Magistrados de Westminster y a la directora de la Fiscalía Pública (DPP), Alison Saunders, para emitir una orden de arresto contra el príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohammed bin Salman, por crímenes de guerra cometidos en Yemen en anticipación de su inminente visita al Reino Unido.

La solicitante presentó al Tribunal documentos que constituyen pruebas de crímenes de guerra, declaraciones de testigos de casos de crímenes de guerra e informes de ONG acreditadas que confirmaban la comisión de estos crímenes, informó Middle East Monitor.

Según el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), más de 20 millones de personas han quedado dependientes de la ayuda humanitaria y las cifras de UNICEF indican que 130 niños mueren por día debido a la desnutrición y las enfermedades ocasionadas por el bloqueo ilegal de Arabia Saudí contra su vecino.

Casi 1 millón de personas se han visto afectadas por la actual epidemia de cólera, en gran parte atribuible a la destrucción de la infraestructura del país: escuelas, hospitales, hogares, mezquitas, sitios patrimoniales, centros de prensa y periodistas etc. Todos los demás objetivos civiles vitales han sido objetivos de los bombardeos aéreos de Arabia Saudí.

Una declaración del grupo dijo: “Creemos que las fuerzas saudíes están cometiendo crímenes de guerra y violando las Convenciones de Ginebra y sus Protocolos con impunidad”.

En el Reino Unido existe jurisdicción para juzgar a los criminales de guerra y no existe inmunidad para tales crímenes, independientemente de dónde se hayan cometido.

Fuente: Almanar

Leave a Response