La ONU muestra su preocupación ante aumento denuncias de tortura en Turquía

El relator especial de la ONU para la tortura, Nils Melzer, mostró hoy su preocupación ante el aumento de las denuncias por tortura y malos tratos bajo custodia de la policía turca desde que visitó el país en diciembre de 2016.

Melzer se mostró alarmado ante las denuncias acerca de que numerosas personas acusadas de tener vínculos con el movimiento del predicador exiliado Fethullah Gülen, al que Turquía responsabiliza del fallido golpe de Estado de 2017, o con la guerrilla del Partido de los Trabajadores del Kurdistán eran sometidas a técnicas brutales de interrogación para obtener confesiones o incriminar a otros.

Según dijo el experto en un comunicado, los presuntos abusos incluyen golpes severos, descargas eléctricas, el uso de agua helada, privación del sueño, insultos y abusos sexuales.

Melzer negó que las autoridades turcas hayan tomado medidas serias para investigar estas alegaciones o para responsabilizar a los culpables.

Por contra, dijo que las denuncias presentadas alegando tortura fueron rechazadas por el fiscal en base al estado de emergencia que exime a los oficiales públicos de responsabilidad penal en actos acontecidos bajo el contexto de dicho estado.

“El derecho a ser libre de la tortura y de otros malos tratos es absoluto y no rescindible y sigue siendo aplicable en situaciones de inestabilidad política o cualquier otra emergencia pública”, sostuvo el relator.

“Ninguna circunstancia, por excepcional o bien argumentada que esté, puede justificar la tortura ni cualquier forma de impunidad ante este abuso”, añadió.

Melzer recordó que el Gobierno turco mostró su compromiso con una política de “tolerancia cero” ante la tortura al invitarle a visitar el país en diciembre de 2016.

“Sin embargo, el fracaso de las autoridades a la hora de condenar públicamente la tortura y los malos tratos y reforzar la prohibición universal de tales abusos parece haber fomentado un clima de impunidad, complacencia y conformidad que violan el imperio de la ley”, manifestó Melzer.

El relator especial también recordó que está dispuesto a mantener “un diálogo directo y constructivo” con las autoridades turcas para conseguir la plena implementación de la prohibición de la tortura y los malos tratos en el país. EFE

Leave a Response