Jerusalén, ¿víctima de un demente o de un nuevo Hitler?

Según Barak Obama, ‘un nuevo Hitler podía surgir en América’. Un Hitler que cuenta con impresionante poder militar, atómico y económico, que desprecia la legalidad y relativiza y naturaliza la injusticia y las aberraciones, las propias y las de sus amigos y socios. Nuevamente, los palestinos y Jerusalén ocupada han sido víctimas de este personaje. ¡Algunos lo califican de demente, Obama teme que sea algo parecido a Hitler!

Trump, hoy por hoy es símbolo de ilegalidad y exacerbación de conflictos, que claramente atenta contra la paz y la estabilidad mundial. La gravedad de los actos de Trump, llevó al anterior presidente de los Estados Unidos, Barak Obama, a insinuar que Trump sería el nuevo “Hitler” de América.

La decisión de Trump de reconocer a Jerusalén ocupada como parte y capital de Israel, atenta contra todos, absolutamente todos los estamentos del derecho y la legalidad internacionales. Aquí no caben otras interpretaciones, opiniones o bien distintos puntos de vista.

Jerusalén, según todas las resoluciones de la Organización de las Naciones Unidas, ONU y los dictámenes del Consejo de Seguridad, es una ciudad ocupada por Israel, no es parte de Israel.

En este sentido, es impresionante la manipulación por parte de algunos medios de información, en especial aquellos ligados a intereses económicos: Para minimizar los efectos de las aberraciones de Trump, desvían la atención y no van al meollo del tema: “La ilegalidad” cometida. Tratan de diluir y relativizar el tema mediante entrevistas y opiniones de los destinos bandos como si las opiniones y creencias están por encima del derecho internacional y son mas importantes que las resoluciones y dictámenes de las instancias de justicia que el mundo entero ha establecido para abordar y solucionar los conflictos. ¡Aquí, los dictámenes y sentencias del tribunal no tienen validez alguna, lo que opina el “delincuente” condenado es mucho más importante!

Por otro lado, y a pesar que la decisión de Trump sobre Jerusalén ha causado un rechazo unánime por parte de toda la comunidad internacional, los medios “tendenciosos” enfocan las noticias como si fueran peleas o disputas de bandos iguales, no de una potencia militar ocupante y un pueblo bajo ocupación, centrándose las imágenes y la TV en la incontrolada violencia callejera que habitualmente causa rechazo y desvía la atención de la gente de lo principal: La violación de la legalidad, el desprecio de Trump e Israel por el derecho internacional y las resoluciones de la ONU y el Consejo de Seguridad y la imposición de la injusticia por la fuerza de las armas.

Maliciosamente, ocultan la realidad sobre la ocupación militar de Palestina y de Jerusalén y no mencionan en absoluto la opresión sin precedentes y el Apartheid que la población palestina sufre, hechos denunciados e informados a diario por todas, absolutamente todas las organizaciones humanitarias del mundo incluyendo las propias organizaciones israelíes. En este caso, simplemente están “naturalizando” los crímenes y las aberraciones y son verdaderos cómplices de estas atrocidades.

Leave a Response