Israel reactiva su propuesta para endurecer las penas por lanzar piedras contra los vehículos

Israel reactiva su propuesta para endurecer las penas por lanzar piedras contra los vehículos

El parlamento del régimen israelí convirtió en ley la propuesta para endurecer los castigos contra los palestinos que lancen piedras a los soldados israelíes. Con 51 votos a favor y 17 en contra, el parlamento del régimen de Tel Aviv aprobó el lunes en segunda y tercera lectura la moción que establece además una pena mínima de tres años de prisión para quienes arrojen piedras.

Lanzar una roca es un intento de asesinato y debe tener por lo menos un castigo mínimo. Una pena mínima es necesaria para crear un efecto disuasorio, aseveró el presidente del comité de constitución, derecho y justicia del parlamento israelí, Nissan Slomiansky.

La legislación asimismo suma a las piedras a la lista de “herramientas dañinas” en el código penal, según las fuentes palestinas.

De acuerdo con esa nueva ley, si un niño es declarado culpable de tal delito, sus padres no recibirán ningún tipo de prestación por parte del régimen de Tel Aviv mientras cumple su condena.

“Lanzar una roca es un intento de asesinato y debe tener por lo menos un castigo mínimo. Una pena mínima es necesaria para crear un efecto disuasorio”, aseveró el presidente del comité de la constitución, el derecho y la justicia del parlamento israelí, Nissan Slomiansky.

A principios de octubre, el régimen de Israel aprobó una propuesta de ley, presentada por el primer ministro Benyamin Netanyahu, para aumentar las penas mínimas de cárcel a los palestinos que arrojen piedras, cócteles molotov, botellas incendiarias o fuegos de artificio, así como poner multas a los menores y a sus padres.

Los parlamentarios israelíes dan luz verde a esta iniciativa pese a que, en julio, ya las penas al respecto se habían endurecido.

A principios de marzo, el Comité para Asuntos de los Prisioneros Palestinos informó de que al menos 6500 palestinos, entre ellos 20 mujeres y 230 menores de edad, se encuentran en 22 cárceles del régimen de Israel en condiciones infrahumanas.

La mayoría de los reclusos palestinos se encuentran en ‘detención administrativa’, eufemismo que aplica el régimen de Tel Aviv para mantener a quien desea en prisión, saltándose la ley, es decir, sin el derecho a contar con un juicio.

Entre tanto, las tensiones en los territorios ocupados palestinos siguen creciendo tras las nuevas incursiones y profanaciones a la Mezquita Al-Aqsa, en Al-Quds (Jerusalén), lo que exacerbó la ira del pueblo palestino que se vio obligado a comenzar una nueva “Intifada” (levantamiento) para liberar Al-Quds.

Desde el inicio de la 3ª Intifada en la ocupada Cisjordania y la Franja de Gaza, unos 73 palestinos han muerto y miles resultado heridos a manos de los soldados israelíes.

Source : http://www.elmundo.es

Leave a Response