Israel mancha de sangre el festival Pop-Kultur de Berlín

Israel mancha de sangre el festival Pop-Kultur de Berlín
  • Tras hacerse pública la financiación del festival por la Embajada israelí en Alemania, cuatro grupos han anunciado su retirada del cartel

El Pop-Kultur Festival 2017 tendrá lugar en Berlín en los próximos días, pero no será como el resto de festivales veraniegos que se suceden en estas fechas. El motivo es singular, aunque comienza a ser normal: la embajada de Israel en Alemania cofinancia el evento. Aunque lo mediático no es este hecho, sino su consecuencia: cuatro grupos artísticos que participaban en el festival, han suspendido sus actuaciones.

Israel, en su empeño de vender al mundo que es un Estado normal, progresista, moderno y cultural, destina varios millones de dólares al año para conseguir que su cultura esté presente en cada evento internacional que se preste. Pero, ¿cómo lo hace? Con dinero. A sabiendas que el negocio de la cultura, mayoritariamente, no es muy rentable, el Gobierno israelí, representado por su embajada en el país de turno, ofrece ciertas cantidades económicas a salas de conciertos y organizaciones de festivales para proyectar a algún grupo musical o artístico israelí a cambio. A cambio, también, de que el logotipo de Israel aparezca en el cartel del espectáculo, así compra la promoción que tanto se empeña en fomentar.

Israel no es el único país del mundo que utiliza esta política publicitaria para mejorar su imagen: Qatar la usó en las camisetas del Fútbol Club Barcelona y Emiratos Árabes en las del Real Madrid, por ejemplo. Si las personas despolitizadas asocian un nombre de un país a un evento cultural o deportivo, dejan de ver lo que son: países que incumplen los derechos humanos; dejan de atender a lo que esconden: crímenes de guerra a la espalda de estos espectáculos.

El Estado sionista, además de las 254 resoluciones de la ONU incumplidas, comete crímenes de guerra diarios contra la población palestina. Veamos cuáles:

¿Qué diríamos si, en lugar de la embajada israelí, el gobierno de la Alemania nazi o de la Sudáfrica racista del Apartheid, financiara a nuestro equipo de fútbol o festival de música favorito? El apoyo económico de la cultura y el deporte es necesario, pero no a cualquier precio. El boicot a Israel se basa en separar la cultura de las instituciones sionistas para que los movimientos artísticos no se manchen de sangre.

Estos son los motivos que ofrecieron los grupos artísticos que suspendieron sus conciertos en el Kultur Festival 2017:

No nos ha llevado ni un minuto saber qué hacer: no participaremos en un festival que colabora con una embajada que representa un estado y un gobierno que se han declarado abiertamente como anti-árabes, anti-islamistas y racistas. […] Nuestra posición no va contra la cultura, sino que es resistencia contra un gobierno discriminatorio y colonialista”, explica Mohammad Abu Hajar, vocalista de Mazzaj Rap Band.

Nosotros, Islam Chipsy Band, anunciamos nuestra retirada del Festival “Pop Kulture”, que tendrá lugar en Berlín este mes, por la participación de la Embajada israelí como miembro patrocinador del festival, de lo que no hemos sido conscientes hasta hoy. Queremos dejar claro que, con nuestra música buscamos resistir a la violencia, persecución y discriminación de cualquier tipo”, comenta Islam Chipsy Band.

Hello Psychaleppo no tocaremos en el Pop Kultur por el patrocinio de la Embajada de Israel. Cuando confirmé mi participación en el festival hace un par de meses, los patrocinios no estaban en vigor. Gracias a mis fans y compañeros artistas que me habéis informado y lo lamento por los fans que estaban esperando que tocara. Con suerte nos veremos en otro escenario”, dice Syrian DJ, productor de Hello Psychaleppo.

Estaba deseando tocar este mes en Berlín, hasta que me di cuenta de que el festival está patrocinado por la embajada de Israel. Cuando acepté actuar en Pop-Kultur, los patrocinadores no habían sido anunciados“, escribió Emel Mathlouthi.

 

BDS Cultural Madrid

Leave a Response