Exclusiva: las esposas de los yihadistas de Daesh hablan de sus maridos (vídeo)

1070651512

Sputnik ha tenido acceso a una grabación exclusiva de la Policía iraquí en la que las esposas de los yihadistas de Daesh responden a las preguntas de los agentes tras haber sido evacuadas de la ciudad de Mosul.

 

“Las mujeres que aceptaron responder a las preguntas ante las cámaras son inocentes. Si hubieran estado involucradas en algún delito, no podrían aparecer en este vídeo”, declaró el jefe de la Policía Federal de Irak, Shakir Jaudat.

Según el oficial, los testimonios de estas mujeres están siendo utilizados para sus investigaciones, durante las cuales las testigos permanecen en libertad.El responsable policial agregó que se espera que a corto plazo aparezcan decenas o incluso centenares de terroristas de Daesh —autodenominado Estado Islámico, proscrito en Rusia y otros países— fingiendo ser refugiadas que tratan de escapar de los barrios de Mosul que están siendo liberados por los militares iraquíes.

Las mujeres ingresan en Daesh para servir como francotiradoras y trabajadoras de organismos financieros del ‘califato’. Estas terroristas están involucradas en delitos contra la población civil y son especialmente crueles en su trato con otras mujeres que viven bajo el dominio de los yihadistas.

La primera entrevistada por la Policía iraquí relató que ella se había casado con un terrorista porque su tío, que era también miembro de Daesh, había insistido en ello. Su familiar la obligó a casarse con un radical para recibir un ascenso.

El tío de esta mujer fue eliminado hace dos años, mientras que se desconoce el destino de su marido. Ella se quedó sola al cuidado de una niña de un año.

Según explicó, no pudo escapar de su esposo porque este la mantuvo encerrada en un sótano durante más de un año. Además, la mujer fue amenazada de muerte por tratar de contactar con los hermanos de su madre, que sirven en el Ejército iraquí.En una ocasión, su marido la descubrió llamando a sus familiares y le preguntó enfurecido si estaba tratando de pasar información sensible a sus tíos, después, le rompió la tarjeta SIM de su teléfono.

Además, pidió a su marido que abandonara Mosul y se entregara a las autoridades iraquíes, pero él se negó.

A la segunda mujer que aparece en la grabación se le pregunta si se había casado con un radical de Daesh. Como respuesta, ella solo inclina la cabeza en señal de afirmación. Más tarde relata que su marido todavía vive. El padre de la mujer también era miembro de Daesh pero murió hace solo unos días.

La tercera mujer que puede verse en el vídeo sostiene en sus manos a un bebé. Su cónyuge fue eliminado durante un ataque aéreo. Él había jurado lealtad a Daesh cuando los terroristas entraron en Mosul en 2014.

Leave a Response