Empresa militar alemana anula venta de armas a Israel

Una compañía de armas alemana ha parado sus ventas al régimen de Israel y Arabia Saudí, bajo la presión de los activistas pro derechos humanos.

De ello ha informado la misma compañía denominada Heckler & Koch en su reporte anual, donde enfatiza que su decisión no es dirigida solo contra el régimen de Tel Aviv, sino también contra los gobiernos corruptos y todas las zonas, en donde está en curso una guerra, recogió el miércoles el diario israelí The Jerusalem Post.

La lista prohibida de la empresa germana, de igual manera, incluye el nombre de Egipto, Turquía, Emiratos Árabes Unidos (EAU), Malasia, Indonesia, La India y todos los países africanos.

De ahora en adelante, se lee en el informe de Heckler & Koch, la compañía solo venderá sus armas a los “países verdes” y aquellos que cumplan con el índice de percepción de corrupción de la organización no gubernamental Transparencia Internacional, así como con el índice de democracia de la Unidad de Inteligencia Económica.

“La compañía ha estado bajo fuerte presión de movimientos pacifistas en Alemania y su imagen ha sido muy terrible, pues finalmente decidió dejar de vender armas a los países problemáticos”, ha dicho Jurgen Grasslin, un veterano activista a Radio Sputnik.

Grasslin ha hecho saber que Heckler & Koch había estado exportando armas desde 1955 a todas las guerras a lo largo y ancho del planeta. “Cerca de dos millones de personas han muerto y más de cinco millones han resultado heridas por las armas de H&K en todo el mundo; y una persona es asesinada por balas de Heckler & Koch cada 13 minutos”, añade.

Cabe mencionar que tanto Israel como Arabia Saudí tienen un negro historial de violar la integridad territorial de diferentes países y de masacre de civiles inocentes.

Israel ha librado tres guerras contra la Franja de Gaza desde 2008, incluida una en 2014, que dejó más de 2300 muertos y 11.000 heridos, según las cifras ofrecidas por la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Arabia Saudí, por su parte, ha estado involucrada desde marzo de 2015 en una sangrienta guerra en Yemen, que se ha cobrado la vida de al menos 5159 civiles hasta el momento, según la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACDH).

Leave a Response