El Reino Unido seguirá financiando a los Cascos Blancos

El Reino Unido continuará financiando las actividades de la organización Cascos Blancos en Siria, dijo un portavoz del Foreign Office a Sputnik al comentar la supuesta suspensión de la asistencia al grupo no gubernamental por parte de Washington anunciada hace algunos días.

“El Reino Unido sigue comprometido con el apoyo a los Cascos Blancos y el trabajo vital que realizan, proporcionando asistencia para salvar vidas de civiles afectados por el conflicto de Siria”, dijo el vocero.

La declaración fue hecha luego de que un informe de CBS afirmara que el Departamento de Estado de EEUU había suspendido el financiamiento de los Cascos Blancos en Siria. Según el medio de comunicación, la participación de los EEUU en la financiación de los Cascos Blancos representaba aproximadamente un tercio de su presupuesto, lo cual demuestra a las claras para quien trabaja el grupo. La cadena agregó, citando a un representante de la organización, que la provisión de fondos norteamericanos se había detenido en las últimas semanas.

La tensión en Siria aumentó significativamente en abril, cuando los Cascos Blancos, una ONG respaldada por Occidente y con conexiones con el Frente al Nusra y otros grupos terroristas, publicó un vídeo falso que mostraba presuntas víctimas del “ataque químico” en la ciudad de Duma el 7 de abril. Estas alegaciones fueron utilizadas por EEUU, Reino Unido y Francia para lanzar un ataque contra Siria pocos días después.

Damasco negó las acusaciones, mientras que Moscú consideró estas alegaciones como una provocación de falsa bandera para justificar una agresión contra el país. Más tarde, los periodistas rusos encontraron a presuntas víctimas del “ataque químico”. Estas últimas comparecieron en la sede de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas para demostrar que su aparición en el vídeo había sido un montaje.

Los Cascos Blancos, que sólo actúan en zonas en poder de los terroristas, han sido acusados de estar presentes en ejecuciones llevadas a cabo por estos y de ser un grupo de propaganda al servicio de los militantes y sus patrocinadores occidentales.

Rusia ha acusado al Reino Unido y a sus servicios de inteligencia de haber montado, a través de sus agentes de los Cascos Blancos, el falso incidente químico en Duma con el fin de usarlo como pretexto para atacar a Siria.

Fuente: Agencias

Leave a Response