Desde el restablecimiento de las sentencias de muerte en EEUU, el 59% de los ajusticiados son negros o hispanos: Alberto García Watson

Desde el restablecimiento de las sentencias de muerte en EEUU, el 59% de los ajusticiados son negros o hispanos: Alberto García Watson

Hace muchos años que los negros en EE.UU, son víctimas de violaciones de los derechos civiles y esto ha sido un parte de la vida cotidiana de los afroamericanos.

Pero, por primera vez en la historia de los Estados Unidos, la muerte de Michael Brown, un joven negro, en manos de los oficiales blancos en Ferguson en 2014, dio a conocer la discriminación racial y la brutalidad policial de EE.UU. Michael Brown, no llevaba la pistola cuando la policía disparó y lo mató.

La muerte de Michael Brown, se convirtió en el comienzo de un movimiento llamado “Black lives matter”; un movimiento que con la aclaración de la brutalidad policial contra los negros, convencieron a las autoridades a realizar investigaciones sobre este tema. Pero no parece que se han adoptado reformas serias, porque de acuerdo a “American Civil Liberties Union” en el año en curso, al menos, 123 afroamericano han perdido la vida por agentes de policía.

Según el New York Times, la policía a menudo se ha escapado a dar una respuesta acerca de la matanza de los negros con la ayuda de los fiscales locales y los agentes de policía, son absueltos, uno tras otro.

Las tensiones han intensificado en la sociedad estadounidense por la violencia y la brutalidad de la policía, desde el verano de 2014, en el incidente Ferguson.

Un nuevo estudio muestra que durante los primeros seis meses de este año, 491 personas han muerto en Estados Unidos a mano de la policía, que es 26 casos más que el mismo período del año pasado.

Según este informe, la policía de EEUU, ha disparado a los negros 2,5 veces más que los blancos, mientras que menos del 10 por ciento de todos los muertos estaban armados.

En la siguiente entrevista hemos discutido sobre este tema con el Sr. Alberto

García Watson, activista, Reportero y analista internacional, escritor de muchos artículos como: Sionismo, el verdadero aliado de Hitler, Tragedia de París, una excusa perfecta para intervención en Siria, Refugiados como moneda de cambio en la agenda de Occidente.

 

 

  1. Echar un vistazo a las realidades internas de los Estados Unidos, indica que en este país hay una gran brecha entre los principios y los valores humanos alegados por los gobernantes de este país, en particular, la brecha creciente, la discriminación sistemática y brutal violencia policial contra los negros, todo esto muestra la pérdida de los valores humanos en el estilo de gobierno de los EEUU, con esta interpretación, ¿Cómo evalúa usted el futuro de las relaciones entre el pueblo y la clase dominante en los Estados Unidos?

 

La brecha entre la clase política dominante, los Lobbies de presión norteamericanos y las grandes corporaciones, se ha ido acrecentando entre otros gracias al poder de las redes sociales. La juventud más cercana a estos fenómenos sociales son sin lugar a dudas los más propensos a mostrar su descontento y crítica contra las políticas tanto financieras como en materia de pérdida de libertades fruto de la guerra contra el terror, un terror autoinflingido en aras de lograr un clima que propicie la participación del ejército norteamericano en conflictos armados.

Por ello es tan común que algunos gobiernos bloqueen estos medios para abortar el nacimiento de movimientos crecientes de protesta que puedan terminar derrocando el poder del actual orden financiero, verdadero responsable en el caso norteamericano del Crack financiero producto de la burbuja de las hipotecas basura en los EEUU en 2008.

 

  1. La discriminación racial, la división de clases en Estados Unidos, en qué medida puede afectar a la creación y fortalecimiento de los movimientos anticapitalistas? La tendencia cada vez mayor de la aparición de nuevas fuerzas y movimientos sociales en EEUU, ¿Se puede interpretarse como un factor de la pérdida de legitimidad y aceptación popular de los Estados Unidos?

 

La brutal segregación racial que padecían los estados sureños en  EEUU dio lugar al nacimiento del Movimiento de los Derechos Civiles que representó el comienzo de un clima de rebelión entre amplios sectores de la sociedad norteamericana. La oposición a la intervención norteamericana en la guerra de Vietnam coincidiendo con los diferentes movimientos pacifistas cuestionó el rol de la administración norteamericana en la “presunta” resolución de conflictos.

El más reciente movimiento de indignados “Ocupa Wall Street” nacido tras éxito del movimiento de indignados español del 15-M, proponía una ocupación pacífica de Wall Street en protesta contra el liderazgo de las políticas del gobierno norteamericano y su fracaso para prevenir o hacer cambios efectivos en la crisis financiera global. Este movimiento que contó con el apoyo de “Anonymus” ha logrado concienciar a millones de norteamericanos en contra de la avaricia corporativa y la más que evidente percepción de desigualdad social imperante en los EEUU.

Pero el “Black Lives Matters” surgido recientemente como respuesta reivindicativa contra la brutal violencia policial contra sospechosos negros y las frecuentes ejecuciones extrajudiciales por parte de policías blancos, representa  la más representativa voz de la insurgencia intelectual contra el inmovilismo institucional supremacista que aun hoy en día segrega a una sociedad no sólo frágil sino enferma.

 

  1. La discriminación y la violencia contra los negros norteamericanos en varios aspectos de la vida política, social, cultural y económica, es la mayor paradoja del liberalismo americano con principios tales como los derechos humanos, la igualdad y la fraternidad, Usted ¿Cómo evalúa el futuro de la vida social y política de Estados Unidos en áreas como los derechos humanos, el racismo, etc.?

 

En el ámbito de los derechos humanos los EEUU sufren importante carencias, como ejemplo más llamativo podríamos señalar la no ratificación por parte de este país del tratado de la Convención de los Derechos del Niño adoptado por NNUU en 1989. EEUU se opone rotundamente a rubricar un documento adoptado por casi todos los países del mundo excepto Somalia, Sudán del Sur y como no EEUU, un país que continua juzgando a menores como adultos y donde hasta el año 2005 se ejecutaban a jóvenes que habrían cometido delitos como  menores o se sentenciaban a cadena perpetua hasta el mismo 2010.

Desde el restablecimiento de las sentencias de muerte, el 59% de los ajusticiados son negros o hispanos representando tan solo el 20% del total poblacional y en el estado de Alabama el 69% de los ejecutados son afroamericanos. Brutalidad policial y carcelaria, discriminación y xenofobia, aplicación de la pena de muerte a menores, incapacitados, mujeres e inocentes, son rutilantes ejemplos de cómo Estados Unidos viola de manera permanente los derechos humanos, no sólo en territorio Americano pero también allí donde aplica sus políticas “democratizadoras”.

 

  1. En las últimas décadas ha habido mucho debate en los círculos académicos y políticos sobre el declive de la hegemonía estadounidense, el colapso de su imperio y también la inseguridad del poder político, económico, cultural, militar en los campos nacionales y extranjeros en este país. La cuestión es, hasta qué punto estos análisis y las interpretaciones están basadas en realidad? ¿Hay alguna señal de la caída del imperio estadounidense?

 

Las necesidades económicas del voraz sistema económico han llevado repetidamente al mismo sistema a recurrir a los ataques de falsa bandera para ahondar en un criterio de guerra permanente para acaparar los recursos naturales ajenos en primera instancia y para acabar con la oposición política, religiosa o de influencia de potencias regionales como más claramente estamos viendo estos días en el montaje escénico que el imperio junto con su adlátere regional Israel representa para la defensa de los intereses imperialistas en Oriente Medio.

La invención de conflictos sectarios inexistentes hasta la fecha (véase Siria) son un claro ejemplo de la injerencia occidental en territorios geoestratégicamente transcendentales para los intereses del gran capital. Definitivamente la postura internacional del departamento de estado tendrá eventualmente un efecto boomerang que contribuirá al permanente declive del probadamente fracasado modelo norteamericano.

Leave a Response