Conoce a los espías israelíes que inyectan noticias falsas en el suministro de noticias de facebook

Conoce a los espías israelíes que inyectan noticias falsas en el suministro de noticias de facebook

«Esto significa que durante los últimos dos años, un ex oficial de inteligencia ha llevado a cabo la guerra global de Israel contra BDS, el movimiento de boicot, desinversión y sanciones».

Cuando Sima Vaknin-Gil asumió el cargo de directora general del Ministerio de Asuntos Estratégicos de Israel a principios de 2016, un hecho crucial pasó desapercibido.

Durante años, ella había sido una oficial de alto rango con una agencia de espionaje israelí.

Esto significa que durante los últimos dos años, un ex oficial de inteligencia estuvo llevando a cabo la guerra global de Israel contra BDS, el movimiento de boicot, desinversión y sanciones.

Sima Vaknin-Gil, ahora a cargo de dirigir el ministerio anti BDS de Israel, fue alguna vez el principal censor militar. (Wikipedia)

Su jefe ministerial es Gilad Erdan, un aliado clave del primer ministro Benjamin Netanyahu.

El mes pasado, se reveló que habían gastado enormes sumas de dinero creando propaganda anti BDS dirigida a las redes sociales y los medios de comunicación.

Debería ser una gran llamada de atención a todos los defensores de la libertad de expresión y los derechos humanos cuando una campaña pacífica de la sociedad civil es atacada por agencias de espionaje responsables de piratería, tortura, secuestro y asesinato en Palestina y en todo el mundo.

Inteligencia militar
Aunque apenas era un secreto, los antecedentes de Vaknin-Gil apenas se comentaron en la cobertura de los medios tras su nombramiento, que se centró en su papel anterior como principal censor de Israel.
Una búsqueda exhaustiva arrojó solo un artículo: una entrevista en diciembre de 2015 a la revista de la industria de armas Israel Defense, en el que se analiza su carrera en inteligencia.

Esa entrevista estaba en la víspera de su nombramiento como la funcionaria principal en lo que es efectivamente el ministerio anti BDS de Israel. Reveló que había pasado más de 20 años como espía en la inteligencia de la fuerza aérea israelí, ascendiendo al rango de brigadier general, una posición que todavía conserva como reservista.

Durante ese tiempo, según la revista, ella trabajó «estrechamente con funcionarios estadounidenses y los oficiales de más alto rango de la inteligencia israelí».

En 2005, comenzó su carrera de una década como censor militar principal, un rol que requería una coordinación regular con los principales espías y líderes militares de Israel, incluido el jefe de inteligencia militar, el jefe del Mossad y el jefe del estado mayor del ejército.

«Inunde en internet»

«Quiero crear una comunidad de luchadores», dijo Vaknin-Gil poco después de su nombramiento en el Ministerio de Asuntos Estratégicos.

Ella dijo que planeaba «inundar Internet» con propaganda israelí que se distanciaría públicamente del gobierno.

Más recientemente, en una conferencia en el Jerusalem Post, ella anunció de paso que vino «de la inteligencia en las FDI», el ejército israelí.

Transmitido en vivo en YouTube, el panel de diciembre de 2017 fue un debate sobre la mejor manera de combatir el BDS.
Vaknin-Gil reconoció que los argumentos de los derechos humanos de los activistas de BDS son tan convincentes en las bases de Europa y Estados Unidos que «allá, a menos que hagamos algo, perderemos».

Ella atribuyó a los partidarios de los derechos palestinos «actuar muy, muy inteligentemente».

Los activistas solidarios de Palestina «están luchando por los corazones y las mentes de las bases», dijo, y afirmó: «acabamos de despertar [a BDS] y tenemos que hacerlo muy rápido».

El cofundador del movimiento BDS Omar Barghouti dijo a The Electronic Intifada que Israel no había logrado ganar «la batalla por los corazones y las mentes a nivel popular».

Según Barghouti, Israel está «tratando desesperadamente de reprimir el enorme crecimiento del movimiento BDS por los derechos palestinos en la corriente principal al aprobar medidas draconianas de represión y exportarlas a través de sus grupos de presión hacia los gobiernos occidentales».

Enlaces espías profundos del Ministerio

El diario oficial del ministro de asuntos estratégicos Gilad Erdan para 2016, obtenido por activistas israelíes y traducido por The Electronic Intifada, confirma los íntimos vínculos de su departamento con las agencias de espionaje del país.

El diario enumera una reunión el 17 de enero con el jefe del Shin Bet, la policía secreta nacional de Israel. La agencia tiene una larga historia de hostigamiento, secuestro, tortura y asesinato de activistas palestinos.

El diario también muestra que el 16 de febrero de 2016, Erdan almorzó con el jefe del Mossad, la agencia israelí de ultramar para espiar y asesinar.

Y el 20 de marzo, Erdan aparentemente se reunió con la «cabeza de 8200», una referencia a la Unidad 8200, los espías israelíes responsables de los principales esfuerzos de guerra cibernética.

Según los veteranos de la Unidad 8200, sus actividades incluyen escuchar las comunicaciones de civiles palestinos que viven bajo ocupación israelí por persecución política o encontrar información personal o sexual embarazosa que podría utilizarse para chantajearlos para que colaboren.

Comprando fuera de la prensa
El plan de Vaknin-Gil de «inundar Internet» refleja los esfuerzos encubiertos previos para difundir la propaganda pro-Israel.

En 2014, The Electronic Intifada descubrió una trama del sitio tecnológico Israel21c para plantar sus piezas de puff en línea y en los medios de comunicación utilizando métodos engañosos.

Según Vaknin-Gil, un experto en censurar a la prensa, el ministerio está tratando de comprar editores.

La agencia de vigilancia israelí The Seventh Eye informó el mes pasado que el ministerio que administra le pagó al editor del periódico más vendido de Israel $ 100,000 para publicar artículos y videos que atacan a BDS como «antisemitas».

Publicado en hebreo e inglés por Yediot Ahronot y su sitio web Ynet, los artículos no revelaron explícitamente que se les pagó el contenido.

Un artículo en inglés indicó vagamente que fue el resultado de que el ministerio y el editor «unieran fuerzas», mientras que dos artículos en hebreo declaraban que estaban «en colaboración» con el ministerio.

Guerra de propaganda
El Séptimo Ojo explicó que esta propaganda fue «para influenciar a los lectores a apoyar una campaña que Israel está librando contra sus críticos».

Además de Yediot, el ministerio también compró el falso periodismo con el objetivo de obtener el apoyo de una audiencia mundial, incluidos los de Times of Israel y The Jerusalem Post.

El diario de Erdan de 2016 se alinea con esto, enumerando una reunión del 18 de julio con el editor del periódico The Jerusalem Post, Yaakov Katz. La entrada no registra el tema de la reunión.

Los artículos pagos formaban parte de una campaña más amplia del Ministerio de Asuntos Estratégicos, que incluía un presupuesto de $ 740,000 para «promover el contenido en redes sociales y motores de búsqueda, incluidos Google, Twitter, Facebook e Instagram», informó The Seventh Eye.

El sitio web creado por el Ministerio de Asuntos Estratégicos para ayudar a los usuarios de su aplicación «Act.il» a difundir la propaganda israelí en línea.

Se gastaron otros $ 570,000 en la construcción de Act.il, una aplicación anti-BDS, y se alentó a los productores de videos a difundir en línea.

Una de las «misiones» asignadas a los soldados de a pie de propaganda de Israel usando la aplicación Act.il en noviembre pasado, de acuerdo con The Jewish Daily Forward, «fue para comentar una publicación específica en la página de Facebook del sitio web pro-palestino Electronic Intifada».

Los agentes de relaciones públicas de Israel querían contrarrestar el impacto de los informes de The Electronic Intifada sobre el apoyo del gobierno holandés para una promoción de la cadena de supermercados israelí Shufersal, que se beneficia con los asentamientos.

La aplicación Act.il fue financiada en gran parte por el multimillonario del casino Sheldon Adelson, un importante donante de las causas antipalestinas y por la campaña presidencial de Donald Trump.

El Ministerio de Asuntos Estratégicos se vio obligado a divulgar la información de financiamiento a The Seventh Eye bajo las leyes israelíes de libertad de información.

Pero la revelación podría ser una de las últimas revelaciones si el ministerio se sale con la suya.

Ministerio reservado
El parlamento de Israel en julio dio la aprobación preliminar a un proyecto de ley que eximía al Ministerio de Asuntos Estratégicos de la ley de libertad de información.

Erdan abogó por el proyecto de ley, que su ministerio redactó, alegando que BDS era un «frente de batalla como cualquier otro» y que era necesario mantener «en secreto nuestros métodos de acción».

Una entrada del 7 de noviembre en el diario Erdan de 2016 sugiere que el ex espía Vaknin-Gil estuvo directamente involucrado en la redacción de las leyes israelíes contra BDS.

Con el tema «BDS law», la entrada dice: «Una reunión con Liat y Sima sobre enmiendas legislativas a la Ley de Boicot.» (El nombre del personal de Erdan en el ministerio se menciona en todo el diario por sus nombres).

Si se aprueba la ley, colocará el ministerio de Erdan en la misma categoría que Mossad y Shin Bet, que también están exentos de la libertad de información.

Con el ministerio de Erdan cada vez más dirigido como una agencia de espionaje enfocada en todo el mundo en lugar de un departamento gubernamental convencional, tal vez esto no debería ser una sorpresa.

Haaretz describió el ministerio como «un lugar cuya terminología interna proviene del mundo del espionaje y la seguridad; sus principales figuras parecen verse a sí mismas como los jefes de una unidad comando de asuntos públicos comprometida en múltiples frentes «.

Además de ser dirigido por uno, el ministerio está compuesto principalmente por antiguos espías.

El predecesor de Vaknin-Gil como director general fue Ram Ben Barak, ex subjefe del Mossad.

Como lo reveló The Electronic Intifada el año pasado, el director de la sección de «inteligencia» del ministerio es Shai Har-Zvi, un teniente coronel del ejército israelí y probablemente otro antiguo fantasma.

Sin dar nombres, el veterano periodista de inteligencia israelí Yossi Melman había informado previamente que el puesto lo ocupaba «un ex investigador del sistema de seguridad».

«Fuentes encubiertas», actividades ilegales
Melman, que confirmó la exposición de The Electronic Intifada del nombre de Har-Zvi, escribió que el papel de su sección «es recopilar información y datos sobre BDS y sus activistas de fuentes abiertas y encubiertas».

Melman también escribió que el ministerio contrató a 25 empleados «en su mayoría ex oficiales de la comunidad de inteligencia de Israel» cuyos nombres están clasificados.

¿Cuáles son estas «fuentes encubiertas» de las que se sirve la red de espías de Erdan? ¿Implican actividades ilegales? ¿Y están violando las leyes de otros países en los que operan?

«Queremos que se clasifique la mayor parte del trabajo del ministerio», dijo Vaknin-Gil al parlamento de Israel en septiembre de 2016, cuando reconoció que «una parte importante de lo que hacemos permanece fuera del radar».

Erdan también admitió el uso de su ministerio de los grupos de fachada internacionales, históricamente una herramienta de las agencias de espionaje israelíes. «La mayoría de las acciones del ministerio no son del ministerio, sino a través de organismos de todo el mundo que no quieren exponer su conexión con el estado», dijo el año pasado.

Un ministerio rival del gobierno en 2016 acusó a Erdan y su feudo de «operar organizaciones judías británicas detrás de la embajada [israelí] de una manera que podría ponerlas en violación de la ley británica».

Y Melman reveló en 2016 que el ministerio está involucrado en «operaciones ilegales» contra el movimiento por la justicia en Palestina.

También Haaretz informó que el ministerio estaba estableciendo una «unidad deslucida» para difundir mentiras sobre los activistas de BDS.

Amenazas de muerte y piratería
En un artículo para el periódico hebreo Maariv, Melman señaló ataques a los sitios web del Comité Nacional BDS de Palestina y otros grupos de derechos humanos, sugiriendo que los ataques podrían estar vinculados al ministerio de Erdan.

También observó amenazas de muerte contra Nada Kiswanson, abogada del grupo de derechos humanos Al-Haq, que había estado trabajando en La Haya para reunir pruebas de crímenes de guerra israelíes para la Corte Penal Internacional.

Las amenazas están siendo investigadas por las autoridades holandesas. Melman dio a entender que estos también podrían estar vinculados al ministerio.

Además del hostigamiento y el sabotaje, los grupos palestinos han sido atacados con campañas de difamación destinadas a socavar su apoyo político y financiero.

Al-Haq y Al Mezan, otro grupo palestino de derechos humanos que ha ayudado a recopilar evidencia de crímenes de guerra, se han enfrentado en los últimos dos años a una campaña sostenida de difamación.

Éstos han sido presentados públicamente por funcionarios israelíes, y en campañas de susurros, declaraciones falsas puestas en sus nombres y amenazas de muerte y otro hostigamiento contra su personal.

La guerra encubierta de Israel también parece apuntar a activistas de la solidaridad de los países occidentales.

Dejar caer la máscara
En julio, los miembros de una delegación interreligiosa en Palestina fueron excluidos de los vuelos del personal de Lufthansa que actuaba bajo órdenes israelíes.

El rabino de Jewish Voice for Peace, Alissa Wise, dijo a The Electronic Intifada que el personal de la aerolínea leyó los nombres de los activistas que nunca fueron anunciados públicamente para ir a la delegación y no tenían boletos. Ella dijo que esto demostraba que a Lufthansa se le había dado una lista de personas obtenidas por la vigilancia israelí de las comunicaciones de los activistas.

Si bien la campaña encubierta de Israel tiene como objetivo suprimir la información negativa sobre sus violaciones de los derechos de los palestinos, la campaña en sí misma solo empaña su imagen maltratada.

Con sus medidas represivas contra la solidaridad palestina, dijo el cofundador de BDS, Omar Barghouti, Israel está «abandonando la máscara de la democracia y el liberalismo y revelando su verdadero rostro como un régimen de ocupación y apartheid».

«Israel está asignando cientos de millones de dólares, dedicando un ministerio gubernamental completo, utilizando sus servicios de inteligencia y ejerciendo su influencia política en todo el mundo para luchar contra el movimiento», agregó Barghouti. «Pero esta es una batalla empinada que Israel no puede dejar de perder».

Leave a Response