Canadá acusa a Myanmar de ‘genocidio’ contra rohingyas

El Parlamento de Canadá adoptó declarar como genocidio las acciones de lesa humanidad que cometió el Ejército de Myanmar contra la minoría musulmana rohingya.

Los legisladores canadienses aprobaron el jueves por unanimidad una moción para reconocer como un genocidio las atrocidades que cometieron los soldados de Myanmar (Birmania) contra esta comunidad perseguida desde agosto de 2017, cuando iniciaron la represión armada.

La moción urge al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) a remitir el caso a la Corte Penal Internacional (CPI) de La Haya y pide que los generales responsables sean investigados y procesados “por el crimen de genocidio”.

Asimismo, apoya los resultados de un estudio que hicieron los representantes de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en que confirmaron que el Ejército birmano ha realizado acciones violentas y de lesa humanidad contra tanto los rohingyas como otras minorías.

La decisión de los parlamentarios canadienses recibió el respaldo de la ministra de Asuntos Exteriores del país norteamericano, Chrystia Freeland, y lo consideró como “un paso muy importante” para liderar un esfuerzo internacional en pro de la justicia y la rendición de cuentas para los rohingyas.

“Quiero subrayar cuán trágicos y cuán horrorosos son los crímenes contra los rohingyas”, sostuvo la canciller canadiense desde Washington, capital de EE.UU., donde se encuentra para discutir con las autoridades estadounidenses sobre el destino del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

La ONU publicó el pasado agosto un informe en que denuncia que los soldados de Myanmar son autores de un sinnúmero de casos de asesinatos, violaciones en masa, esclavización, violencia contra niños y la quema de pueblos enteros de la minoría musulmana rohingya. El documento pide, además, enjuiciar a los máximos responsables del Ejército birmano, incluido su comandante en jefe, el general Min Aung Hlaing.

Myanmar, una nación con mayoría de población budista, no reconoce la ciudadanía birmana de los rohingyas, una comunidad integrada por 1,1 millones de personas. Más de 700 000 rohingyas han huido a Bangladés donde viven en campos de refugiados.

Leave a Response